10 años sin ti… gracias

 

Hoy 29 de Noviembre del 2011 se cumplen 10 años de que George Harrison dejo su cuerpo físico. Ahora más que otras veces agradezco a la vida la existencia de este maravilloso ser humano; que no solo fue un gran músico, pocas veces valorado; sino que siempre se preocupo por dar a través de aquello que sabía hacer mejor un mensaje de esperanza para la gente, un mensaje mediante el cual se expandiera la conciencia. Un mensje absolutamente espiritual.

Gracias George, hoy te entiendo mejor que nunca. Namasté

Un ejemplo de su música:

 

Por último, esta hermosa canción tocada en el tributo organizado por Eric Clapton el 29 de Noviembre del 2002 para conmemorar un año de su fallecimiento. Les dejo el video y la letra. Sean felices.


I’ll see you in my dreams (Te veo en mis sueños)
And I’ll hold you in my dreams (Te tengo en mis sueños)
Someone took you right out of my arms (Alguien te tomo de mis brazos)
Still, I feel the thrill of your charms (Pero aún siento el vibrar de tu encanto)

Lips that once were mine( Los labios que alguna vez fueron míos)
Tender eyes that shine (Los ojos tiernos que brillaban)
They will light my way tonight (Ahora alumbran mi camino de noche)
I’ll see you in my dreams (Te veo en mis sueños)

Oh, someone took you right out of my arms (Alguien te tomo de mis brazos)
Still, I feel the thrill of your charms (Pero aún siento el vibrar de tu encanto)

Lips that once were mine( Los labios que alguna vez fueron míos)
Tender eyes that shine (Los ojos tiernos que brillaban)
They will light my way tonight (Ahora alumbran mi camino de noche)
I’ll see you in my dreams (Te veo en mis sueños)

 

 

Anuncios

Transferencia de méritos

Que el mérito alcanzado por mis actos
sirva de alivio a todos los seres que sufren.
Mi personalidad a través de mis existencias
mis posesiones
y mis méritos en las tres vías,
renuncio yo a ellos sin reserva ninguna
en el beneficio de todos los seres.

Así como la tierra y otros elementos,
se hacen útiles de mil y una formas
al infinito número de seres
que habitan el espacio ilimitado.

Que así de igual modo
yo me transforme en algo que mantenga
a todos los seres situados a través del espacio
hasta que con todos
hayamos alcanzado paz.

“Que todos los seres estén bien, que todos los seres sean felices”

La auténtica meditación

Vive igual que meditas: Sentarse a meditar por 11,20, 40.. minutos es maravilloso pero si solo meditamos cuando estamos sentados, en soloedad que pasa con el resto del día? La meditación también tiene que ver con la vida y la forma de vivir.

La Meditación Auténtica es algo que vive realmente en nosotros; es dejar de manipular y permitir que todo sea tal y como es. Podrás estar conduciendo y permitir que todo sea tal y como es. Podrás permitir que el tráfico sea “lo que es”. Podrás practicar permiéndote sentir lo que sientas. Podrás dejar que el tiempo sea como es. O podrás experimentar la próxima vez que veas a tu amigo o a tu amante. ¿Qué sucede cuando te encuentras con esta persona y permites que sea totalmente lo que es? ¿Qué sucede cuando me permito ser completamente lo que soy? ¿Qué ocurre? ¿Cómo nos implicamos? ¿Que cambia? Así que la Meditación Auténtica puede ser una meditación muy activa y comprometida.

Empezamos a descubrir que nuestra naturaleza esencial, la Conciencia, siempre permite que todo sea “lo que es”. Por eso meditamos de esta forma pues la Conciencia ya lo está haciendo así, permite que todo sea “lo que es”. La Conciencia no se resiste a nada. La Conciencia no se enfrenta a “lo que es”

Desde esta actitud podrán suceder muchas cosas. En ese espacio surgirá la sabiduría, y notaras que no hay un apartado de la vida cotidiana y la vida espiritual. solo hay una vida y es la de la SER Conciencia!

“Meditación Autentica” de Adyashanti 

Agradezco a mis amigos de Moksha Yoga el publicar esto en facebook. Me pareció muy importante divulgarlo. Gracias 😀

Si quieren conocer más de Moksha Yoga esta es su página en facebook https://www.facebook.com/moksha.yoga1, su pagina web es http://www.mokshayoga.com.mx/. Se ubican en Av. Toluca 215 Local 8, CP. 01780 Ciudad de México, su telefono es 5373-88-14 y tienen dos mails en donde contactarlos info@mokshayoga.com.mx y yaarun@mokshayoga.com.mx.

Sean felices y a meditar como estilo de vida. 😀

¿Creer?

“No creas en nada simplemente porque lo has escuchado.
No creas en algo simplemente porque ha sido transmitido por muchas generaciones.
No creas en nada simplemente porque ha sido dicho y rumoreado por muchos.
No creas en nada simplemente porque esta escrito en las Sagradas Escrituras.
No creas en nada meramente por la autoridad de maestros, mayores u hombres sabios.
Cree solamente despues de cuidadosa observacion y analisis,
cuando encuentres que concuerda con la razon y que conduce a lo bueno
y al beneficio de uno y todos.
Entonces aceptalo y vive segun ello”

Siddharta Gautama
“El Buda Histórico”

La mente del mono

El famoso mono

El famoso mono

Nuestra mente siempre (o al menos en la mayoría de los casos) se asemeja mucho a un mono. Siempre activa, brincando de un lugar a otro, haciendo lo que le venga en gana y absolutamente impaciente. Pareciera saltar de un pensamiento a otro, tal y como un mono lo hace de una rama a otra para explorar lo que se encuentra en aquel espacio; pero sin siquiera observar realmente lo que se encontraba en el espacio que acaba de abandonar. Pareciera como si solo buscará estar brincando y brincando sin apreciar nada de lo que le sucede.

Pocos de nosotros decidiríamos vivir las 24 horas del día con un mono cuyo comportamiento posea las características antes mencionadas, pero si decidimos o al menos solapamos vivir a lado de nuestra mente de mono. Incluso en ocasiones encontramos suficientes justificaciones para continuar reforzando al mono que hay en nuestra mente, y aunque sabemos que no es la mejor manera de vivir; si nos consolamos y conformamos con ella.

Pocas personas se dan realmente cuenta de su mente de mono; tal vez solo en momentos en que requieren enfocarse y se dan cuenta que no pueden; o en ocasiones en que no pueden dormir porque la mente les da miles de vueltas. Piensen: si tuvieran un mono que no los deja hacer nada, todo el dia se la pasa brincando y haciendo lo que quiere, etc…, ¿no seria logico intentar entrenarlo para que conserve la mayor tranquilidad posible?

Estoy seguro que la respuesta es sí. Y si es así, entonces, ¿porque no entrenamos a nuestra mente de mono para que encuentre tranquilidad y estabilidad?. Recuerden que hacer como si el mono no estuviera ahí, no hace que este se eduque. Es mejor aceptar su existencia y trabajar con él.

Pero regresando al tema de el mono que tenemos en casa, se preguntarán: ¿y como educo a este mono que llevo tantos años dejándolo hacer lo que se le pega la gana? !!!!! No desespere. Primero aclaremos, no utilice ningún metodo agresivo; nada de reproches contra él, piense que al final usted le ha permitido estar así; tampoco se reproche a usted mismo, nada gana con ello solo llenarse de culpa; amarrarlo y forzarlo, de nada servirá, es probable que solo se vuelva mas desastroso el comportamiento; ignorarlo, ya dijimos no sirve de nada; regalar al mono a otra persona, esto solo será un remedio momentáneo, en cuanto usted tenga otro mono (o cualquier especie) seguramente regresará el mismo comportamiento; buscar un remedio rápido para calmar al mono, tampoco servirá, todo remedio muy rápido creará un efecto muy grande pero volátil; contratar a alguien más para que lo eduque,  menos, que culpa tiene otro de su falta de responsabilidad y por último, creer que no necesita educar al mono, que así como esta se enceuntra bien y que ya se acostumbro o que es totalmente capaz de vivir así con él, solo le hará más dificil su vida, y piense, al final usted quiere al mono en su vida (por algo lo ha tenido tanto tiempo) pero también quiere una vida tranquila y serena. así que lo mejor será buscar un camino medio: donde el mono permanezca con usted pero con un estilo de convivencia diferente.

Así que siéntese, observe el comportamiento del mono (si, también el que esta dentro de su mente) cada vez que este se vaya brincando, amablemente tráigalo de vuelta en invítelo a apreciar el árbol en el que se encuentra (el momento presente), este paso realicelo todas las veces que sea necesario, siempre sin perder la amabilidad. Recuerda, necesitará ser muy paciente.

Poco a poco notará que el mono esta más tranquilo y se nota más feliz. No se extrañe que incluso el mismo en ocasiones sin sus ordenes, sea más tranquilo y ordenado; pero sin perder la curiosidad por lo que le rodea. Al final queremos un mono que disfrute de lo que le rodea, y no uno que solo se enfoque en una sola cosa.  Un mono que disfrute vivir.

Si hace esto, poco a poco, ambos el mono y usted (la mente y usted) se sentirán cada vez mas relajados, entenderán la nueva forma de relacionarse y ya no tendrán que estar tirando uno del otro, sino que irán por el mismo camino; y lo mejor de todo, sin castigarse, gritarse o violentarse. Podrá dejarlo libre y fuera de su jaula, dejarlo realmente explorar su entorno y aprender de él. Le garantizo que ambos serán más felices.

Todo este trabajo es de persistencia, disciplina y perseverancia. De nada servirá educar al mono un día por 24 horas si los siguientes 6 días de la semana no le damos continuidad al entrenamiento. Con esto quiero decirles que siempre es mejor aunque sean 10 minutos de entrenamiento que 24 horas en un solo día.

Finalmente notará que pasado algunos meses (años en algunos casos) el mono siempre fue dócil, inteligente y obediente; solo que usted siempre creyó imposible poder educarlo. Pero ahora, el mono es consciente de sí mismo, de su entorno y de los demás. Ahora ya tiene un compañero que se sentará junto a usted durante la meditación.

¿comprenden amigos?

Sean felices.

 

Profundidad Vs. Intensidad

Les comparto esta reflexión publicada por Akasavajri, miembro de la Orden Budista Triratna. Reflexionemos y actuemos en consecuencia. Gracias Akasa.

 

“Este es un tema que me ha traído pensativa por un tiempo. Me doy cuenta de la abundancia de ofertas de sanación de todo tipo así como de yoga, meditación y otras muchas más cosas. Todas las oferetas ofrecen abrir una puerta hacia un mundo mejor -en un tiempo muy corto. Este parece ser un noble propósito y lo creo.

Pienso que este tipo de ofertas hace aparecer a técnicas como el psicoanálisis, la psicología profunda, e incluso la meditación, como algo casi obsoleto o pasado de moda.

Vivimos en una época en que queremos todo y rápido. Se trata de una época donde dedicar un tiempo todos los días o varias veces a la semana, a la reflexión y práctica de una enseñanza que tendrá un efecto profundo en nosotros, parece casi impensable. El tiempo se ha vuelto a la vez objeto de veneración y de trueque (en otra contribución les ofreceré algunas reflexiones respecto al tiempo).

La historia…
Déjame que te cuente que todo empezó cuando me pregunté:
1. ¿cómo contrarrestar la tendencia actual a crear relaciones significativas y profundas que duran muy poco?
2. ¿cómo comunicar que la continuidad de propósito, la práctica cotidiana, el estudio y la indagación son necesarios si queremos experimentar un cambio real y profundo?

Los talleres intensivos son como una especie de encuentro catártico donde un grupo de personas extrañas hasta entonces (con excepciones claro está), se juntan para compartir experiencias, historias, anécdotas y en algunos casos información íntima y confidencial, con la ilusión o esperanza de lograr cambios importantes, profundos y definitivos -en un fin de semana, o en 4 o 5 sesiones.

¿Qué lleva a esos talleres? No me cabe la menor duda: en mi experiencia como facilitadora de talleres, me doy cuenta que los lleva un deseo que tiene sus propias contradicciones: hambre por relaciones reales y cercanas y necesidad de una enseñanza que les ayude a salir de situaciones difíciles.

¿Cuál es la contradicción? Lo efímero de la experiencia. Una promesa de continuidad que pocas veces se cristaliza. La falta de compromiso. El miedo a la profundidad y seguimiento que un compromiso implica. Agrego el argumento actual: falta de tiempo.

Si es así, ese tipo de experiencias son similares al ‘fix’ del adicto. Y lo efímero de ellas, un argumento a favor de ‘esas enseñanzas, no sirven’.

Aclaro… no estoy en contra de este tipo de talleres. Yo misma los facilito! Más bien me preocupa la falta de seguimiento. Muchas veces los trabajos intensivos pueden aportar resultados espectaculares -a corto plazo. Esto anima y motiva a los participantes. No obstante, no tengo la menor duda, de que si no hay un seguimiento, tarde o temprano lo aprendido se desdibuja.

El seguimiento del que hablo, (no solo a la relación que se establece en esos entre los participantes, sino de la enseñanza -y tal vez más lo segundo que lo primero-) puede ser individual o colectiva. Ambos requieren disciplina y compromiso.

Sin seguimiento y profundidad podemos desarrollar ‘cursitis’ y ‘amiguitis’, dos formas de adicción. Podemos pasarla de curso en curso intensivo, sin realmente comprender la enseñanza, sin reflexionarla y sin ponerla en práctica -eso si, gastando muchos recursos. Y también podemos seguir fomentando y deseando las relaciones intensas y efímeras. O sea, podemos pasarnos la vida en la superficie. Con intensidad? Tal vez. Con profundidad? No.

Me propongo, de hoy en adelante, promover más profundidad y menos intensidad”.

Namasté
Akasavajri (Orden Budista Triratna)

 

Pueden conocer más de ella y su trabajo en las siguientes direcciones

Buda´nda: Semilla del despertar https://www.facebook.com/pages/Budanda-Semilla-del-Despertar/172616482823930

Sean felices

Las manos del masajista

Hay manos que sienten, hay manos que
avanzan seguras y firmes, calmando el dolor
ajustando un hueso, relajando un músculo,
dejando flexible la articulación.
Hay manos que vibran, serenas y fuertes
con un magnetismo de suave temblor
sanando un tejido, despertando un nervio
vendando un esguince, frotando un tendón…
con la maestría del que tiene un don;
hacer llevaderos -por rudos que sean-
espasmo y angustia, insomnio y tensión.
Manos que adivinan en donde nos duele
y saben tocarnos con gracia y unción;
aqui se detienen, alla se prodigan,
con ritmo sedante cual una oración.
Desprenden efluvios de luz bienhechora
y dejan sus huellas mensajes de amor…
y acuñan e irradian el arte de Hipócrates,
la luz de avicenta, la magia del sol
!Si alguno descubre las manos que digo,
¡Bendigalos siempre con honda ilusión!
porque transfiguran nuestra carne herida,
¡y curan, a veces, hasta el corazón!

Rogelio Garrido Montaña
(de su obra poetica “Los Poemas del Masaje”)